Como combatir la falta de motivación y las distracciones

  Escrito por Lautarorx            El 9 de julio de 2013


El teletrabajo desde casa o desde la oficina se ha vuelto cada vez más común con la llegada de las computadoras y la flexibilización laboral, y esto, junto con la masificación de las telecomunicaciones ha hecho que trabajar en la PC se vuelva una herramienta en la que uno se puede distraer fácilmente. Las redes sociales se han tornado en el peor enemigo del teletrabajador hoy en día, y es por eso que las distracciones se traducen en una baja de la productividad con la alienación hacia los modernos smartphones que lo vuelven cada vez más frecuente y preocupante.


La red de redes, Facebook, junto con Twitter, son las principales causantes de estos problemas que van de la mano con las aplicaciones de chat online en los teléfonos móviles. Según estadísticas de Pingdom, en América Latina cerca del 43% de los usuarios tiene acceso a Internet y la mayoría de ellos, unos 127 millones, gastan su tiempo online en facebook y otras redes sociales menores. Argentina se ubica en el puesto 13 como uno de los países con más usuarios registrados, y Brasil lidera el ranking como el que más horas promedio gasta en ellas.



Esta creciente problematica ha llevado a tener que pensar estrategias que traten de evitar las distracciones. Muchas empresas bloquean el proxy para impedir el acceso a las redes sociales, aunque ahora los teléfonos inteligentes han copado el mercado y son una herramienta difícil de controlar. En estos casos la tentación es más grande que uno mismo, entonces la solución pasa por intentar combatirla y concentrarse en una tarea durante lapsos determinados de tiempo.

Uno de los métodos más efectivos y el cual he empezado a utilizar es Pomodoro, una sencilla aplicación para la computadora basada en la famosa técnica ideada a finales de los ´80 para administrar mejor el tiempo. Básicamente se trata de dividir el tiempo en intervalos de 25 minutos con pausas de 5 minutos entre ellas, luego, unas más largas cada 4 intervalos largos que son de unos 15 minutos. Las tareas se van organizando por día y por listas según prioridad o tipo, cuando cumplimos un intervalo de esos 25 minutos se van agregando "pomodoros" a nuestra lista lo que nos produce una extraña pero efctiva sensación de satisfacción y motivación para seguir adelante y acumularlos para controlar nuestro rendimiento en ciertas tareas.



La aplicación puede ser descargada desde la página oficial que está disponible para Windows, Mac y una versión experimental para Ubuntu. Es realmente muy intuitivo y fácil de usar, contando con una interfaz agradable y simpática; cumple bastante bien con su cometido haciendo sonar una alarma cada vez que pasan los 25 minutos y archivando los lapsos en nuestro registro. Además, cuando minimizamos la ventana aparece el cronómetro encima de todo para verlo todo el tiempo y estar pendientes de cuanto nos queda. También, si quieren algo más sencillo, pueden usar esta página online que directamente cuenta con un cronómetro programable y las herramientas más básicas.

Una alternativa a la técnica Pomodoro son variantes de la misma, denominadas Timeboxing que consisten en lo mismo pero con diferentes configuraciones. En el blog "El Canasto", se plantea la técnica del (10+2)*5 en la cual  mediante una aplicación similar pero mucho más simple se toman lapsos de trabajo de 10 minutos con pausas de 2 por 5 veces logrando un efecto similar, cada uno con diferentes tareas si se quiere. En este caso se pueden usar aplicaciones como Take a Break para Windows, Minuteur para Mac o KDE para Linux y también para Mac y Windows (de forma experimental). Aquí Jesús David nos explica como utilizar esta suite de aplicaciones en cualquier distro de Linux.


Como conclusión, creo que esas técnicas son dignas de ser probadas y probablemente nos hagan incrementar nuestro rendimiento y al mismo tiempo evitar la famosa procastinación, el dejar todo a último momento. Por otro lado, también es cierto que esta técnica es criticada por algunos debido a que muchas veces no se tiene en cuenta que el trabajo que se está haciendo requiere más concentración y profundidad como para poder lograr un avance significativo en él en esos minutos.

Haciendo una especie de reflexión con final feliz, creo que en mi caso debería también dedicarle un tiempo periódico a hacer tareas que he estado postergando durante mucho tiempo. Establecer tiempos del día específicos para cada cosa es algo que puede llegar a funcionar en el caso de que se necesite, pero hay que saber cómo y muchas veces se nos puede tornar fastidioso. En fin, la clave de todo es como se lo encare y de que manera se lo mire, siempre es mejor con un poco de optimismo y pasión.

El contendio de esta entrada esta protegido bajo Derechos de Autor y leyes de Copyright. Su reproducción PARCIAL O TOTAL sin mencionar la fuente esta penada por la Ley 11.723 y la DMCA vigente en EE.UU. Todo el contenido está bajo licencia de Creative Commons.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


New Games + Hacks | Diseñado por Lautaro Rodríguez Xavier

© Informatics 2011-2012 | Se recomienda el uso de Mozilla Firefox