La calidad y el precio se unen: auriculares Sennheiser HD202

  Escrito por Lautarorx            El 8 de septiembre de 2013


Escuchar música y poder llevarla a donde sea, como sea y cuando sea es un lujo moderno que muchos amantes de la buena música (y otros no tanto) han sabido aprovechar muy bien desde la aparición del Walkman. La calidad de la música ha ido en aumento, desde la aparición del vinilo y posteriormente el casete hasta el formato MP3, que permitió tener nuestra discoteca entera en nuestro bolsillo.

Y así como los dispositivos fueron perfeccionándose y a su vez complejizándose hasta el punto de dejar de ser simples reproductores de música, como en el caso del IPod, no se le ha prestado demasiada atención a otro componente fundamental que interfiere enormemente en la calidad de la música que llega a nuestros oídos: los audífonos. Normalmente no solemos darle la importancia que tienen a estos dispositivos, al comienzo siempre terminamos usando aquellos que venían junto con el reproductor y, cuando dejaban de andar misteriosamente o por tanto uso, los cambiábamos por los primeros que encontrábamos en las tiendas, generalmente de botón y que no fueran demasiado caros.

Un par de auriculares de botón genéricos

Paralelamente a eso, en los últimos años han empezado a ganar terreno en las calles los auriculares con diadema, generalmente supra-aurales que se apoyan en la oreja. Lo que más se ve son Sony, Philips y algún que otro modelo desconocido. Aun así, el consumidor en general no se da cuenta de la calidad y cuando quiere algo mejor termina cayendo en las garras de compañías que tienen más marketing o prestigio, ya sea por su calidad o simplemente por su fama.

Así era hasta que luego me di cuenta de que necesitaba algo de mayor calidad, duración y a un precio razonable. Debo haber tenido más de 10 auriculares de botón y un par de cascos supra-aurales pequeños que me duraron algo menos de un año. Hasta que un día dije: ¡Basta! y me decidí por resolverme a comprar algo de alta calidad y durabilidad, tratándose de algo que uso varias horas por día era más que justificado. Nunca le había prestado demasiada atención a la calidad del audio, entonces empecé a investigar a través de internet diferentes opiniones, experiencias, datos técnicos, etc. y terminé llegando a una conclusión después de cavilar un poco: los Sennheiser HD202.

Mis Sennheiser HD202

La pregunta que se harán es: ¿Por qué? Y lo cierto es que llegué a esta conclusión luego de haber pasado por varias etapas y estado a punto de adquirir unos Philips SHG 7210/10, unos supra-aurales con micrófono que eran perfectos para jugar y escuchar música a la vez, pero había un problema: la calidad. En diferentes foros muchos usuarios adulaban la calidad de los Sennheiser, que tenían un precio de alrededor de US$60 contra los US$40 de los Philips, un 50% más. Lo cierto es que luego de pensarlo bastante y gracias a que no conseguí los otros en ninguna tienda cercana a mi casa, terminé por inclinarme hacia los de la compañía alemana.

En el blog Revisión Sónica, Álvaro escribe que "estuve escuchándolos y comparando con otros y he de decir que, como leí en los foros, no tiene que envidiarle nada a otros de doble precio". Ahora que los he usado por un par de meses puedo decir que coincido totalmente con él. No me arrepiento para nada y creo que estoy en lo correcto diciendo que es la mejor compra que jamás haya hecho, nunca había quedado tan conforme con un producto. Lo único que me trajo inconvenientes fue abrir el blíster, que estaba demasiado pegado y tuve que estar un largo rato tratando de cortarlo con un cuchillo tratando de no dañar los cascos (tal vez soy un poco torpe).

Un blíster sencillo pero difícil de abrir...

Dejando lo demás aparte, debo decir que la calidad de sonido es realmente algo que me dejó atónito, nunca había escuchado música con tanta calidad y de esa manera. Se puede apreciar desde los acordes de una guitarra en pleno concierto hasta la respiración de una persona mientras habla con total nitidez. Los bajos no tienen nada que envidiar a otros auriculares de similar precio que he probado y sus almohadillas aislantes evitan la interferencia de otros ruidos y contribuye a la comodidad y a que no se necesite subir demasiado el volumen.

Además de esto, posee un cable de 3 metros que posee doble capa, un poco incómodo y con el que hay que tener cuidado, con un enrollador que se puede colgar en el pantalón o cinturón haciéndolo fácil de usar en la calle (si es que les da la cara para andar con semejantes cosas). Como se ve en la imagen, también posee otra almohadilla de material sintético bastante gruesa en la diadema que lo hace encajar en nuestra cabeza muy fácilmente. Su diseño es bastante discreto y es bastante fácil de desarmar, por lo que si algo se rompe no será mucho problema. Vale la pena añadir que son realmente muy resistentes, si se los trata bien son casi eternos.

El amor es eterno...

Entre las pocas cosas para criticar, se puede mencionar algún que otro problema de aislamiento con la almohadilla que puede resultar un poco incómoda para aquellos que tienen unas orejas grandes o muy sobresalientes.

Esta es la descripción del producto:
  • Auriculares cerrados y dinámicos de alta fidelidad estéreo
  • Los cascos pueden ser removidos de la diadema
  • Diseño especial de perforaciones anti-inestabilidad para bajos potentes
  • Diafragma liviano para brindar bajos profundos
  • Poderosos magnetos de neodimio para agudos claros
  • Clip para el cinturón: para ajustar el cable mientras camina
  • 3 m highly conductive OFC copper cable
  • Almohadillas de cuero artificial reemplazables
Algunos datos técnicos:
  • Modo de uso: de vincha
  • Color: negro
  • Frecuencia de respuesta: 18 - 18000 Hz
  • Nivel de presión de sonido: 115 dB
  • Distorsión armónica total: < 0,5 
  • Conector: 3,5/6,3 mm estéreo 
  • Longitud del cable: 3 metros 
  • Peso (sin cable): 130 gramos 
  • Impedancia nominal: 32 Ω 
Como conclusión, se puede decir que son auriculares perfectos para escuchar música desde tu casa, en la calle, en la PC y además muchas personas los han usado para edición de sonido semiprofesional incluso. Valen menos de lo que ofrecen, el objetivo de esta entrada es más que nada hacerles saber que hay mejores opciones a menor precio sin dejar llevarse por la publicidad que les venden.

 Calificación

El contendio de esta entrada esta protegido bajo Derechos de Autor y leyes de Copyright. Su reproducción PARCIAL O TOTAL sin mencionar la fuente esta penada por la Ley 11.723 y la DMCA vigente en EE.UU. Todo el contenido está bajo licencia de Creative Commons.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


New Games + Hacks | Diseñado por Lautaro Rodríguez Xavier

© Informatics 2011-2012 | Se recomienda el uso de Mozilla Firefox